Si no quieres que tus padres vean tus redes sociales, algo estás haciendo mal

padres redes sociales

Las redes sociales son un escaparate de aquello que queremos transmitir al mundo, no son un diario personal ni la plataforma para subir tus fotos más sexys.

Facebook, Instagram, Twitter… pueden ayudarte a conseguir trabajo, a relacionarte con personas con similares intereses pero también son una arma de doble filo. Pueden volverse en tu contra. Así que, ¡cuidado!

Y una manera de demostrar que algo estás haciendo mal es: ¿Has agregado a tus padres, tíos o familiares directos a las redes sociales? ¿Por qué tienes miedo a poner aceptar solicitud? La respuesta es: porque algo estás haciendo mal o en tu vida personal o en el mundo virtual.

A modo personal, os voy a comentar que animé a mis padres a crearse una cuenta en varias redes sociales. Solo me arrepiento de haberlo hecho cuando entro en Facebook y veo que a mi madre le gustan las 800 mil fotografías que he publicado en los últimos meses. Más que nada porque me quema la batería en cuestión de segundos.

Pero por todo lo demás, me siento orgullosa de poder compartir con el mundo y con mis padres aquello que vivo en cada momento. Si no quiero que se enteren de alguna cosa, no la publico en redes sociales. Fácil y sencillo.

La correcta utilización de las redes sociales es esencial. Nunca, nunca subas tu día a día y menos cuando mandarías todo al garete. Cuando escribes un post en un momento de arrebato puede ser tu “muerte” virtual. Los pantallazos pueden corroborar lo que un día escribiste y en cuestión de segundos borraste. Así que piensa antes de escribir.

Revisa todo aquello que has publicado desde que te creaste Facebook y agrega a tus padres. ¡No sabes lo que te va subir el Klout y lo felices que les harás! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *