Cómo ser emprendedora y no morir en el intento…

ser emprendedora y no morir en el intento

Hace unos meses, incluso me atrevería a decir un año, que nos rondaba a mi hermana y a mí la idea de emprender. No nos ha costado dar el paso, pero los momentos de rabia, desesperación y miedo, no nos los quita nadie. ¿Pero sabéis qué?

lohemosconseguido

Primero era cerrar bien que parte del mercado queríamos abarcar, qué nombre le queríamos poner. Bueno, lo del nombre es caso a parte. Nos costó un montón. Yo no tengo hijos, pero lo comparo, así a la ligera. Pensaba: ¿y si nos cansamos, y si pasa de moda? Hasta que alguien soltó, POSICIONA2.0 y mi cara se iluminó. Y sí, al instante supimos que ese sería el nombre, EL NOMBRE con el que empezaríamos nuestro camino hacía algo bonito, muy bonito.

Después ya vino el tema de darnos de alta. Hemos ido 3 días consecutivos a la Delegación de Hacienda, la chica nos miraba con cara de… ¿Sois de letras verdad?  Y muy amablemente nos ayudó a cumplimentar todos los papeles necesarios. Y estaréis pensando… “¿Por qué no pagasteis, tías ratas?” Pues porque no, porque…

contracciones

 

Llamadnos masocas, os doy permiso.

De momento os digo que no hemos muerto en el intento, vamos, que seguimos vivitas y coleando!

Os animo a emprender, ¡no mata a nadie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *